Tú estas aquí
Inicio > Economía y Política > Los precios más impactados por la suba del dólar

Los precios más impactados por la suba del dólar

En los últimos días la divisa volvió a subir y acumuló un 10,7% de aumento en un mes. Cómo será el impacto en los precios, que ya se siente en los combustibles y se extendería a otros rubros esta semana

La última semana el dólar volvió a ser protagonista. El miércoles, la divisa estadounidense rozó los 45 pesos y, pese a que jueves y viernes perdió algo de valor, terminó cerrando a 44.40 pesos promedio para la venta al público y 43,35 para su expendio mayorista, mientras el alza acumulada a lo largo del mes alcanzaba al 10,7%. Frente a ese escenario, la preocupación por el traslado a precios de la nueva devaluación pasó a instalarse en un lugar central.

Un relevamiento realizado, sumado a consultas a referentes de distintos sectores sugiere que la mayoría de los aumentos derivados de la suba del dólar comenzarán a notarse esta semana y que los alimentos, los combustibles (que en el caso de Shell ya registraban desde ayer subas del 9,5%) y los medicamentos, se contarán entre los rubros más impactados.

A esta situación se suma otra diferente, pero también típica de contextos de estas características: la de los productos que, ante la subida del dólar, “se quedan sin precio” y dejan de venderse hasta que la situación aclare. Situación que, en este caso se dio, por ejemplo, en algunas concesionarias de automóviles en todo el país.

Por otra parte, el escenario recesivo podría contribuir a retrasar el traslado de la devaluación a precios en algunos rubros que enfrentan una alta caída de las ventas.

El primer coletazo importante del paso de la nueva devaluación a los precios se hizo sentir el viernes cuando la empresa Raizen anunció un aumento en los precios de sus combustibles de la marca Shell. El ajuste fue del 9,5% promedio en todo el país. La disparada del dólar fue mencionada como el principal motivo del alza, que implicó el traslado de casi toda la devaluación a sus precios. Más tarde, YPF anunció que a partir de hoy aplica un aumento del 4,7% en promedio en sus naftas.

Julio Alonso, presidente de la Federación de Entidades de Combustibles de la República Argentina (FEC) estimó que los aumentos, en promedio, podrían ubicarse en el orden del 6%. El dirigente destacó que, aún con estos incrementos, el precio de los combustibles sigue atrasado con relación a la divisa estadounidense, aunque también se asiste a una situación de recesión que llevó a que, en el curso de 2018, la venta de combustibles cayera un 20%, especialmente el gasoil.

El segundo rubro en el que se espera un rápido impacto en los precios de los últimos movimientos del dólar es el de los alimentos. En este caso, las primeras estimaciones hablan de subas que comenzarían a registrarse esta misma semana y que serían del orden del 10%. Los fideos, las harinas y las carnes se contarían entre los más impactados y los que mostrarían los aumentos más rápido.

Esto sucede porque se trata de productos que se vinculan con el comercio exterior, lo que hace que al exportador, con un dólar más caro, le convenga más venderlo fronteras afuera. De manera que, para venderlo en el mercado interno, reacomoda el precio.

“Es inevitable que el alza del dólar se traslade a los precios y no sólo eso. Cuando el dólar sube y vuelve a bajar los precios no bajan con él. Nosotros estimamos que el impacto en los precios será no menor del 5% y que promediará el 10%”, indicó Diego Piancazzo, desde la Cámara de Comercio de La Plata, quien relativizó que el contexto recesivo atenúe el impacto de la suba del dólar en las góndolas.

Otro de los sectores donde esperan un rápido impacto de la última suba del dólar es el de los medicamentos. Según dijo Marcelo Garcia, presidente del Colegio de Farmacéuticos de La Plata, “el aumento a las farmacias va a llegar de forma directa o indirecta. Lo que no podemos saber todavía es a cuánto va a ascender”.

García explicó que el precio de los fármacos siempre está atado al dólar “porque la mayoría de los insumos y los principios activos de las medicinas son importados (un insumo tan común como la amoxicilina, por ejemplo, viene de la India)”. Frente al escenario planteado la última semana por el nuevo aumento del dólar, la rapidez con que lleguen los incrementos a los mostradores de las farmacias depende de distintos factores, agregó el dirigente.

“Una cosa que es importante destacar es que los formadores de precios son los laboratorios. Entonces el momento en que los nuevos aumentos lleguen a las farmacias va a depender de la materia prima que tengan en stock. Quizás demore un poco más en llegar sin están stockeados, pero en algún momento van a llegar”, dijo García.

Esta situación preocupa a los farmacéuticos, que asistieron a una caída de entre el 10 y el 15% en la venta de medicamentos a lo largo de 2018.

“El año pasado, los medicamentos aumentaron por encima de la inflación y en los mostradores de las farmacias se nota cómo la gente consume menos medicamentos, aún cuando los necesita. Ahora es muy común que una persona mayor que viene con dos recetas, termina llevando un medicamento sólo”, dice García.

OTROS IMPACTOS

El alza del dólar también podría impactar en otros rubros, según prevén los especialistas. Entre ellos, en el costo de transporte y envasado de distintos tipos de productos. Otro sector en el que en los últimos días ya repercutió la suba del dólar fue el automotriz. En este caso, algunas concesionarias llegaron a suspender operaciones en todo el país en el pico del alza -cuando el dólar rozó los 45 pesos- esperando que la situación aclare.

El 10% de alza registrado por el dólar también instala preocupaciones en torno a otros temas, como por ejemplo, el de las tarifas. Según los especialistas, si la tendencia alcista siguiera en los próximos días, las tarifas podrían necesitar ajustarse.

Por otra parte y más allá de los impactos puntuales, el movimiento del dólar cambió las perspectivas para el índice de inflación tanto mensual como anual. Así, la inflación de mayo se espera que se coloque en el orden del 4% y para abril se prevé un piso del 3%, mientras que para la inflación anual ya hay quienes hablan de un piso del 35%.

Top