Tú estas aquí
Inicio > Internacional > Cumbre del G7: otra voz poderosa puso en duda el acuerdo de la UE con el Mercosur

Cumbre del G7: otra voz poderosa puso en duda el acuerdo de la UE con el Mercosur

“Es difícilmente imaginable cuando la Amazonia arde”, dijo el presidente del Consejo Europeo, organismo clave para el futuro del tratado. Francia e Irlanda ya se negaron a firmarlo

Los incendios en la Amazonia, el enfrentamiento entre Emmanuel Macron con el presidente brasileño Jair Bolsonaro y la amenaza de no firmar el acuerdo del Mercosur por haber mentido en sus compromisos ecológicos, han arruinado la agenda cuidadosamente preparada por Francia para el G7 este fin de semana.

A la decisión de Irlanda y Francia de no firmar el acuerdo del Mercosur con Brasil, hoy se sumó la poderosa voz de Donald Tusk, el presidente del Consejo Europeo, con un rol fundamental en el futuro del acuerdo.

“Un acuerdo Mercosur-UE es difícilmente imaginable cuando la Amazonia arde”, dijo Donald Tusk. Así se sumó a la lista de los que hoy se oponen a firmar un acuerdo negociado por más de 20 años entre el Mercosur y la UE, que se cerró en Osaka, cuando Bolsonaro se comprometió a cumplir obligaciones ecológicas que hoy ha ignorado.

El acuerdo había sido negociado por Jean Claud Juncker, presidente de la Comisión Europea, que no podrá asistir a la cumbre porque se reestablece de una operación de vesícula biliar en Luxemburgo, su país, que lo obligó a cancelar sus vacaciones en Austria.

Alemania ha expresado sus reticencias a que Paris bloquee el acuerdo de Mercosur-UE. Un tema que será discutido cara a cara entre Ángela Merkel y Emmanuel Macron en un encuentro bilateral este fin de semana.

Un escenario que muestra que lo más importante en este G7 son las diferencias y los grises que aplicará cada país para resolverlas.

Los incendios serán el primer tema para tratar por los líderes europeos en la noche de este sábado, cuando se reúnan en una comida informal en el faro de Biarritz, con su espectacular vista al mar y un menú vasco.

“Iniciativas concretas para luchar contra los incendios van a poder ser vistas materializadas durante la cumbre”, según la presidencia francesa.

Macron consideró esta mañana a Francia “una potencia amazónica”, con su frontera común con Brasil en la Guyana. “Nosotros somos amazonianos”, dijo Macron, que propuso promover la forestación porque “es el tesoro de la diversidad” y trabajar con los países de la región para conseguirlo.

Pero el tema puede enfurecer al presidente Donald Trump, un escéptico frente a la ecología y aliado de Jair Bolsonaro, a quien le ha ofrecido ayudar a combatir los incendios. Los diplomáticos y el gobierno francés temen la imprevisible actitud del presidente norteamericano, que puede arruinar el G7 en Biarritz.

Top